Los primeros ministros de relaciones exteriores de la República Dominicana

Tiempo de Lectura: 3 Minutos

Por: Edwin J. Peña


Nuestra primera constitución política, votada por el congreso constituyente el 6 de noviembre de 1844, solo contemplaba cuatro ministerios:

1- El de Justicia e Instrucción Pública.

2- El de Interior y Policía.

3- El de Hacienda y Comercio.

4- El de la Guerra y Marina.

Esta primera constitución no dio carácter de departamento independiente al Ministerio de Relaciones Exteriores, en su artículo 109, dicha constitución estatuía que «En cuanto a las relaciones exteriores, el presidente de la república lo encargará, por ahora a uno de los cuatro ministerios según lo juzgue conveniente». Este mismo sistema se mantuvo en vigor hasta 1874, cuando se creó un departamento independiente para las relaciones exteriores. Es decir, el departamento de relaciones exteriores estaría subordinado a cualquiera de los cuatro ministerios antes mencionados. En este artículo, por lo tanto, vamos a presentar a los primeros diez ministros de relaciones exteriores, y el ministerio al cual estaban subordinados:

1- Tomás Bobadilla y Briones:

Nombrado ministro de Justicia e Instrucción Pública por el presidente Santana, sirvió dicha cartera desde el 15 de abril de 1844 hasta el 12 de febrero de 1846. Bobadilla tuvo a su cargo conjuntamente el despacho de Relaciones Exteriores hasta febrero de 1846.

2- Ricardo Ramón Miura y Logroño:

Tuvo a su cargo el despacho de Relaciones Exteriores durante la primera presidencia de Santana, desde principios de febrero de 1846 hasta el 31 de julio de 1848. Este despacho estuvo bajo supervisión o a cargo del ministerio de Hacienda y Comercio.

3- José María Caminero y Ferrer:

Tuvo a su cargo el despacho de Relaciones Exteriores, desde el 31 de julio hasta el 8 de septiembre de 1848. Este despacho estuvo bajo supervisión o a cargo del ministerio de Hacienda y Comercio y luego, en 1849, cuando volvió a desempeñar el cargo, estuvo bajo las carteras del ministerio de Justicia e Instrucción Pública.

4- Manuel Joaquín del Monte y Torralba:

Tuvo a su cargo el despacho de Relaciones Exteriores del 26 de septiembre de 1849 hasta el 25 de febrero de 1850, durante la primera administración del presidente Báez. Desempeñó conjuntamente la cartera de Justicia e Instrucción Pública.

5- José María Medrano y Soriano:

Tuvo a su cargo el despacho de Relaciones Exteriores desde el 5 de febrero de 1850 hasta el 22 de diciembre de 1851, durante la primera administración del presidente Báez. Desempeñó conjuntamente la cartera de Interior y Policía.

6- Juan Esteban Aybar y Bello:

Tuvo a cargo el despacho de Relaciones Exteriores, desde el 23 de diciembre de 1851 hasta fines de noviembre de 1852. Desempeñó conjuntamente la cartera de Guerra y Marina.

7- Pedro Eugenio Pelletier:

Tuvo a su cargo el despacho de Relaciones Exteriores, desde fines de noviembre de 1852 hasta el 15 de febrero de 1853, durante la primera administración de Báez y luego durante la segunda administración de Santana. Desempeñó también la cartera de Interior y Policía.

8- Antonio Abad Alfau y Bustamante

Tuvo a su cargo el despacho de Relaciones Exteriores, del 24 de noviembre de 1853 al 4 de mayo de 1854, durante la segunda administración de Santana. Desempeñó este departamento bajo el ministerio de Guerra y Marina.

9- Domingo de la Rocha y Angulo

Tuvo a su cargo el despacho de Relaciones Exteriores, del 4 de mayo hasta principios de octubre de 1854, durante la segunda administración de Santana. La cartera que desempeñaba en propiedad, era la de Interior y Policía.

10- Juan Nepomuceno Tejera y Tejada

Tuvo a su cargo el despacho de Relaciones Exteriores, del primero de octubre de 1854 hasta principios de mayo de 1856, durante la segunda administración de Santana. Desempeñó este cargo bajo la cartera del ministerio de Justicia e instrucción pública.

Fuente:

Max Henríquez Ureña, Contribución a nuestra historia diplomática, Boletín del Archivo General de la Nación. Año LXXII. Vol. XXXV. Núm. 126, Santo Domingo. Enero-abril 2010, pág. 117.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: